¿Qué tiene ‘La Forma Del Agua’?

El film que ha llevado a Guillermo del Toro a la gloria.

Los Oscar 2018 han pasado y han tenido una protagonista clara: La Forma Del Agua. El metraje de Guillermo del Toro contiene esos toques de realismo mágico que impregnan su filmografía. La fantasía y el choque de ideologías que compusieron el siglo XX se compaginan con elegancia. Una historia de amor entre una protagonista muda y un ser preternatural que se ha ganado a la crítica y al público. Estos son algunos de los elementos que la hacen excepcional.

Más monstruos acuáticos

Lo primero que viene a la cabeza al ver la forma del agua es otro personaje de un film de Guillermo del Toro. Abe Sapien era el colega acuático de Hellboy en los dos films que el mexicano realizó sobre el demoníaco héroe. Al igual que el ser de La Forma Del Agua, está interpretado por Doug Jones. Comparten ecosistema, algunas capacidades físicas pero ahí acaban las semejanzas. El amigo de Hellboy era un caballero altamente inteligente y con capacidades psíquicas mientras que el monstruo de la película actual es una especie de Tarzán recién capturado.

Menos palabras, más interpretación

Sally Hawkings es la protagonista del film. Ella cambia el status quo sin mediar palabra. No deja de ser muda. Esta mujer de la limpieza será la válvula por la que la criatura pueda escapar. Un personaje discapacitado y de estrato bajo que obtiene su sueldo en un entorno muy por encima de ella. Un perfil bajo que el director ha sabido explotar a la perfección en su carrera.

ALT="Sally Hawkins"

Sally Hawkins. | AP

La Forma Del Agua y el amor

La historia de amor que narra Guillermo del Toro refleja los prejuicios ante aquello que no sea una relación hombre-mujer. Desde el racismo que en la época de La Forma Del Agua imperaba, y que marcaba los romances color café, hasta la homofobia. Cuestiones vivas hoy en día que han ayudado al éxito del metraje.

Unanimidad sobre Guillermo del Toro

A 13 estatuillas optaba La Forma Del Agua y 4 se ha llevado. La calidad dominó sobre la cantidad, ya que venció en Mejor Película y Mejor Director. Se ha alzado con este último honor en otras grandes cita como los Critic’s Choice Awards, los Globos de Oro y los BAFTA. Su música y el diseño también ha sido aclamados. Aunque la labor actoral es excelente, Frances McDormand se mostró intratable ante las opciones de ser Mejor Actriz.

Más Guerra Fría

El siglo XX fue uno de ideologías enfrentadas. Muerte, desconfianza, guerra y enfrentamiento. Definir un punto culmen es complicado, pero la Guerra Fría tiene todas las papeletas para serlo. Sin el dramatismo de trinchera de la Primera Guerra Mundial, sin el boato y tecnificación de la Segunda, sin el desastre fraticida de las guerras civiles como la española, la contienda silenciosa amenazó la existencia de la civilización. Un apocalipsis nuclear que al final no fue sumado a un secretismo por superar al rival que entronca con videojuegos como Bioshock o Fallout.

Compartir