SpotMini, el perro robot de Boston Dynamics

SpotMini, el perro robot de Boston Dynamics que da un poco de susto

Más delgado, ágil y sin caabeza, no queda claro que provoque más ternura que terror.

Teniendo al publico acostumbrado a humanoides o cuadrúpedos con todos sus circuitos al descubierto, la sorpresa ha estallado con la última creación de Boston Dynamics. Se trata de SpotMini, una nueva iteración del perro robot que llevaban tiempo diseñando. Con carcasa incorporada, decoración en amarillo y una reseñable gracilidad, supone un avance notable. Ligero, pesa unos 25 kilos, ampliables a 30 si se le incorpora un brazo en donde debería ir la cabeza.

En comparación del crudo aspecto que mostraba el anterior SpotMini es muy agradable a la vista. Esto no quita que siga generando algo de miedo debido a la precisión de sus movimientos. Refinar su exterior evita el pánico que podía provocar observar la forma esquelética de su predecesor. Su brazo extensible parecía un enorme cuello y la cabeza una calavera extraña. En resumen, ha pasado de poder ser la mascota de Terminator a la de WALL-E.

Con el SpotMini, Boston Dynamics quiere introducirse en el mundo del hogar. El perro robot es capaz de subir escaleras o introducirse por huecos estrechos. Con el brazo incorporado también puede agarrar objetos de casi cualquier tipo. Un ayudante con mucho potencial, según la corporación, para hacer la vida más fácil en casa o la oficina. Con todo, no han dado muchos más detalles del can.

Su otro gran proyecto está pensado para un ámbito menos pacífico. Atlas es su opción humanoide. Desarrollado bajo el amparo de DARPA, o Defense Advanced Research Projects Agency del Departamento de Defensa de los Estados Unidos, su misión principal es la de rescate. Mide 1,8 metros de alto y cada vez oculta más, como su colega perro robot, sus sistemas y circuitos hidráulicos para obtener un aspecto humano. Capaz de desplazarse por múltiples terrenos, es una de las grandes esperanzas en la meca y automatización del sector militar.

Compartir