ALT=

El extrañísimo espectáculo del Sahara nevado se ha vuelto a ver

En casi 4 décadas solo se ha vivido la estampa en 3 ocasiones.

Desde las redes sociales hasta las agencias de comunicación han dado fe de un hecho extraordinario. El Sahara, el desierto por excelencia, ha tenido sobre sus arenas una sustancia que apenas ha disfrutado en 3 décadas: nieve. Aunque el frío no sea algo extraño para los habitantes de la zona, pues las temperaturas extremas son muy propias de los desiertos, los copos helados sí que son una rara avis.

El momento de la gran nevada fue el domingo por la mañana, aunque hubo algunas esporádicas previas. Mientras las infraestructuras españolas se hundían bajo el peso del agua en estado sólido, el norte de África no fue inmune al temporal que ha llevado el invierno a su máxima expresión. Ain Sefra, en Argelia, ha sido una de las poblaciones en que cayeron las navideñas precipitaciones. En 2016 también cayeron los copos. En 2017 no cuajó como este. Con la nevada de 2018, suman 3 ocasiones seguidas. Para encontrar la anterior hay que ir a 1979.

Esta demostración de que el clima está cambiando, ha dejado estampas antitéticas. La puerta del desierto se ha teñido de blanco. Por suerte, con la experiencia de años anteriores, no ha habido grandes problemas logísticos. Por ejemplo, la altitud de Ain Sefra de unos 1000 metros y su situación cercana a los Atlas, han hecho posible que nevara. Con todo, con sus 12 grados de media en enero, las fotografías son una sorpresa que ya empieza a ser habitual. El año que viene se comprobará si continúa la racha. Estas son las imágenes de este año.

La nieve ha vuelto a hacer acto de presencia, por segundo año consecutivo, en algunas zonas del desierto del Sahara. Las imágenes captadas durante el pasado fin de semana cerca de la ciudad de Aïn Séfra, en la provincia de Naâma ($Argelia) muestran un atractivo paisaje en los colores rojizos y marrones de la arena quedan escondidos por el blanco de la #nieve, que en algunas zonas elevada ha llegado a superar los 15 centímetros de grosor. Aïn Séfra, una ciudad con cerca de 35.000 habitantes, se encuentra a unos 1.080 metros de altitud pero incluso en los meses de #invierno en pocas ocasiones tiene temperaturas por debajo de los 10 grados centígrados. La #nevada de la primera semana de este año es la tercera que se registra en esta zona del norte del #Sahara en el último medio siglo; las dos anteriores correspondieron a diciembre de 2016 y febrero de 1979.

A post shared by Noticia al Día (@noticiaaldia) on

neve nel deserto… #snowinthedesert #funnywinter #saharasnow

A post shared by eleonora (@nourariccio) on

Compartir