ALT=

Comercio electrónico, ¿es tan verde como parece?

El e-commerce puede ser tan positivo como negativo en su faceta ecológica.

Ir a las tiendas cada vez es algo más raro. Aunque la mayoría sigue pasando por caja en formato físico, usar aplicaciones y opciones on-line de grandes marcas es una opción que ha calado. Lo obvio sería pensar que esto tiene un impacto positivo en la ecología y el medio ambiente. Al pasar a los unos y ceros la mayoría de las transacciones, la huella generada por facturas y demás es mínima. Sin embargo, hay un agujero en la distribución sobre el que se viene avisando últimamente.

Desde hace años hay estudios que señalan la potencialidad del comercio electrónico en lo tocante a medio ambiente. Un ejemplo clásico es la música y el Mp3 o Spotify. Los formatos digitales evitan la necesidad de tener que usar materiales físicos como soporte. De este modo, el plástico y el papel necesario para crear un CD se ahorra. Algo similar ocurre con cine y series. El pago on-line es otro ejemplo de eficiencia.

Sin embargo, aunque estas cuestiones reduzcan el impacto de la industria en el medio ambiente, hay otras que compensan con una aportación negativa. Entre ellas, la más destacada es la distribución. El aumento de la necesidad de transporte entre los centros de stock y el usuario final no era un problema. Sin embargo, las previsiones alcistas del comercio electrónico han hecho que diversos ayuntamientos de grandes urbes hayan puesto sobre la mesa este asunto.

ALT="comercio electrónico"

Normalmente, el transporte del producto se ejecuta en furgonetas. De seguir el aumento, es probable que se dé una congestión masiva de la vía pública en ciudades como Madrid o Barcelona. Un elemento importante, por ejemplo, es dónde podrían aparcar. Además, las emisiones de los vehículos son otra traba. Aunque haya opciones híbridas o eléctricas, estas son más caras que las tradicionales y por ello no son la primera opción de las pequeñas empresas.

Por todo esto, el comercio electrónico en su cara medioambiental presenta un caso paradójico. Aunque su potencialidad puede ser muy positiva, si no se toman medidas de forma pronta el balance final sería contraproducente.

Compartir