ALT:

Besos de cine que han pasado a la historia

¿Con cuál te quedas?

Todo el mundo sueña con recibir un beso de película, de esos que te hacen pensar que solo existís tú y esa persona sobre la faz de la tierra, de esos que te elevan, que te hacen soñar. Vamos, de esos que no existen y efectivamente son “de película”. Aquí tienes algunos besos que han pasado a la historia del cine en el Día Internacional del Beso.

Casablanca, 1942

Humphrey Bogart e Ingrid Bergman se dieron uno de los primeros besos de película en Casablanca. Un dato curioso del rodaje de esta escena, es que el actor tuvo que subirse a una tarima ya que ella era más alta. En las escenas donde aparecían sentados, él estaba colocado sobre cojines.

Mi chica, 1991

Uno de los besos más tiernos de la infancia. Anna Chlumsky y Macaulay Culkin se dieron un dulce beso cuando eran pequeños en la película Mi chica, después de practicar con sus propios brazos.

La dama y el vagabundo, 1955

Los dibujos animados también saben besar y este es el mejor ejemplo. Dama y Golfo están cenando al aire libre acompañados de una música romántica y un exquisito plato de espaguetis, que termina en un beso de Disney.

 Titanic, 1997

Una película que nos regala varios besos entre Rose y Jack. Uno de los más simbólicos es el que se dan en la proa del transatlántico con un bonito atardecer de fondo, exactamente en el lugar donde el actor se proclamaba “rey del mundo”.

Diario de Noa, 2004

Un beso bajo la lluvia que pasó a la historia. La pareja estaba dando un paseo en una barquita, cuando comienza a llover y deciden volver a casa. Justo antes de entrar, se dan un beso de lo más pasional bajo la intensa lluvia que cae sobre ambos.

Compartir