ALT=

Batido de dónut, una locura hecha realidad

La rama australiana de una famosa cadena ha decidido que ya era hora de hacerlo.

Los Frankenstein culinarios son fantasías hechas realidad que no siempre tienen el resultado esperado. En todo caso, lo de poner una pizza encima de otra, hacer un perrito caliente con un bagel o un hamburguesa rellena de otra hamburguesa puede tener su aquel. Uniendo diversos sectores de su negocio, una cadena han hecho un invento que puede considerarse dentro de la categoría de lo antes mencionado. Se trata de un auténtico batido de dónut.

El encargado de crear este monstruo de la gastronomía es la rama australiana de Krispy Kreme, una franquicia especializada en dónuts que también le da a los batidos. El método seleccionado para crearlo es bastante simple, de hecho es el que suele usarse para incorporar cualquier añadido a este tipo de bebida. Simplemente se coge uno de los redondos y glaseados bollos, se mezcla con leche y helado de vainilla, además de algo de sirope de este mismo sabor, y listo. Tras removerlo bien y dejarlo con una consistencia suave ya se tiene el batido de dónut.

La guinda en el pastel para este refresco es una buena cantidad de nata y un cuarto del bollo original en la parte superior. El engendro resultante tiene bastante buena pinta. Sus hermanos de promoción, de cookies y de chocolate con miel, se le quedan lejos en originalidad.

La pena del asunto es que los Krispy Kreme estén en las antípodas y no se pueda degustar, bien para alabarlo, bien para ponerlo a parir. Mientras en España es invierno y toca disfrutar del turrón y los polvorones, en las antípodas podrán cumplir el que a buen seguro es uno de los sueños de Homer Simpson y beberse un dónut.

Compartir