Ascot

Ascot se endurece imponiendo un nuevo código de vestimenta

Para poder acceder al Recinto Real.

Es uno de los eventos sociales más prestigiosos, con más de 300 años de antigüedad, que se celebra cada verano a unos kilómetros del Castillo de Windsor. Royal Ascot es una competición hípica que reúne a la alta sociedad inglesa al final de la primavera con un código de vestimenta estricto y que de nuevo se ha endurecido.

Esta vez para poder acceder al Recinto Real, en el evento que se celebrará entre el 19 y el 23 de junio, las mujeres tendrán que evitar el escote off-the-shoulder o Bardot, que fue tendencia el año pasado. Así lo ha comunicado la organización de Royal Ascot, que además ha publicado varias imágenes donde aparecen los looks en los que se pueden inspirar los asistentes al evento.

Este código impone que el largo de las faldas y vestidos debe llegar hasta encima de la rodilla o más abajo. Hay que tener cuidado con las transparencias y los sombreros o tocados deben de tener alguna pieza en la cabeza de al menos 10 cm o más de diámetro. Aquellas personas que opten por un traje estarán obligadas a que ambas piezas tengan el mismo color.

Por su parte, los hombres deben usar un chaqué de color negro o gris y deberán llevar chaleco o corbata. También estarán obligados a llevar sombrero alto y zapatos negros.  Para acceder al resto de recintos, el protocolo no es tan estricto pero siempre debe predominar un estilo formal con tocado o sombrero.

Compartir