ALT=

Alimentos americanos que han marcado la cultura europea

Un ejemplo es la patata, tubérculo que no puede ser poseído, elegido de la Madre Naturaleza.

Repasamos cómo América ha contribuido a que España y Europa sean lo que hoy son. La más destacada de las influencias es sin duda la culinaria. Los alimentos que cruzaron el continente alcanzaron tal popularidad, especialmente en cuestión de vegetales, que es imposible entender las recetas actuales sin ellos. Dejando muchos en la recámara, aquí están ingredientes básicos para ir de los entrantes al postre sin dejar de mirar al otro lado del Atlántico.

Chicle

Cuando los españoles se encontraron con los mayas, encontraron que estos tenían la costumbre de mascar. La goma que se metían en la boca provenía de la savia de un árbol, el Manilkara zapota. Antes de que se sustituyera por polímeros artificiales, durante siglos este compuesto fue el usado para crear la goma de mascar. En España y Latinoamérica, siguen siendo sinónimos.

Calabazas

Aunque hay ejemplos de este tipo de vegetal en el extremo oriente, la calabaza que tanto se cultiva en Europa tiene su origen en América. El centro del continente era donde se cultivaba de forma ancestral. A día de hoy, en muchas zonas sigue conservando nombres tradicionales como Zapayo, Ayote o Auyama.

Tomate

Es difícil imaginar la vida sin el tomate. Los italianos lo llamaron Manzana de oro (pommo d’oro) y en un principio fue usada como si se tratase de una especie de berenjena. En forma de salsa, como fruto fresco o deshidratado, es ya un sabor básico de la cultura occidental.

Patata

Ya lo dijo Homer Simpson: “tía, la patata no se puede poseer, la patata es un fruto de la madre naturaleza (eructo)”. Un salvador en forma de carbohidratos, el noble tubérculo es un complemento ideal en casi cualquier forma. Frita, asada, cocida… Su sublimación es la tortilla que con ella se hace.

Pavo

Más allá de sus acepciones populares que aluden a una persona cualquiera o al dinero, este ave americana se situó como una alternativa a las tradicionales europeas. Hoy día supone una opción muy sana para ingerir proteínas y es el plato central del Pascua estadounidense.

Cacao

El intercambio de vainas y granos entre continentes fue gloriosa para los paladares. El café viajó a América y el chocolate a Europa. El amargor del cacao suele ser combatido en base a añadidos como azúcar y leche. Sea como fuere, sus propiedades han hecho de él el mejor ponderado de los alimentos de origen americano.

Compartir