Yung Beef, el verdadero espíritu del trap español

Desde las calles hasta el estudio, Yung Beef refleja su realidad de forma cruda.

El nombre de pila de Yung Beef es Fernando Gálvez Gómez. Nacido en Granada en 1990, el salto al estrellato de este joven se basa en la pureza con que trata un género de moda, el trap. Abrió la veda en su ciudad natal al formar parte de Kefta Boyz. En Beatburguer afirmó que para hacer esta música no basta con meter “beats de trap”, hay que haber experimentado el estilo de vida que hay tras él. Uno no muy atractivo.

Estar en las calles, vender droga, maquinar por el barrio… Antes de que la música fuese el centro de sus atención, Yung Beef tuvo que trabajar desde el inicio de su adolescencia. Luego viajó por Europa para atrapar el espíritu del hip hop, una trayectoria abocada a esa mezcla entre rap y electrónica que es el trap. Aunque no es este el único género que ha tratado.

Entre mezclas y versos, el talento de este granadino que ha acabado viviendo en la cuna de culturas que es Barcelona se sustenta en la experiencia y no en técnicas de clase. No es un músico al uso, no afirma realizar arte, sino que transmite su verdad tal como hiciera el joven Gangsta Rap. Los Santos es el grupo en el que actualmente milita, junto a sus compañeros Khaled y Kaydy Cain/D. Gómez.

Su trayectoria profesional se expandió con su fama al mundo de la moda. Pasarelas a las que ha asistido más por la fiesta que por lo que supone desfilar. Pura actitud que refleja lo que es un género urbano en el que ascender no tiene por qué alejar a la figura emergente de la realidad que ha motivado su brillo. Yung Beef continúa subiendo, dando que hablar. Le da igual estar en Granada que en el Raval.

Compartir