Twitter atiza a Kendall Jenner y Pepsi por su nuevo anuncio

Kendall Jenner y Pepsi estrenaron ayer el esperado anuncio de la marca de refrescos con la modelo como protagonista. Una apuesta ambiciosa que ha acabado en polémica. El público, en lugar de unirse al buen rollo y al talante positivo del vídeo comercial, al que pone música Skip Marley, ha criticado el spot por adueñarse del imaginario de la protesta que se ha visto en el movimiento Black Live Matters o en las reacciones anti-Trump.

Mientras una supermodelo se hace una sesión de fotos, sin equipo de seguridad, la pintoresca calle en la que se encuentra se inunda de jóvenes que portan símbolos de la paz y proclamas por la igualdad. Un cellista, que se une a la gente tras echar un trago de Pepsi, le hace un gesto con la cabeza a Kendall Jenner. Esta se quita la peluca que lleva y se lanza a la revuelta. En medio de la marea humana halla un cubo con refrescos y coge uno. Se acerca al cordón policial, sin antidisturbios, y da a un poli la Pepsi. Él ríe. Ella ríe. Una fotógrafa árabe capta el momento. Todos bailan. El policía pone cara de “he ligado”. Lo típico.

Ante este intento de Pepsi de convertirse en el refresco de las protestas, las redes han reaccionado. Entre los memes y tweets, hay quien cree que la campaña es benigna y simplemente ha usado un tono desacertado. Hasta hay quien defiende el anuncio, como la madre de Kendall, Kris Jenner. La misma marca ha tenido que mandar un comunicado a la CBS en que recalca que su intención era “reflejar a personas de distintas condiciones unirse en un espíritu de armonía”.

Memes e indignación contra Kendall Jenner y Pepsi

Sin embargo, los mensajes más destacados no han tenido el buenrollismo del anuncio de Kendall Jenner y Pepsi. El hecho es que las acusaciones de apropiación de imaginario parecen estar fundamentadas. El caso que más se señala es el de Ieshia Evans, una joven afroamericana que hizo algo parecido a Jenner el año pasado. En su caso, contra policías con equipo antidisturbios y sin una Pepsi a mano. Acabó arrestada.

Con todo, el humor ha salido a flote con éxito una vez más ante el olor de tan evidente carnaza. Hay quienes teorizan sobre si se trata en realidad de un anuncio de Coca Cola. También hay quien se mete en la cabeza de los protagonistas del anuncio de Kendall Jenner y Pepsi: “*Kendall Jenner le da una Pepsi a un poli* Poli: Ya no seré racista nunca más”. También se ha jugado con fotos clásicas de abuso policial o contra afroamericanos que, según los twitteros, habrían tenido un final muy diferente si hubiera habido una Pepsi a mano.

Compartir