Eurovisión 2017: Ucrania aviva la polémica con Rusia y Julia Samoylova

La gran polémica de este Eurovisión 2017 sigue viva y promete continuar en las semanas previas al Festival. Después de que Ucrania vetase la entrada de la representante rusa y se sucediesen las distintas propuestas para su participación, el país anfitrión ha movido ficha.

 

La respuesta ha llegado por parte del Ministro de Exteriores ucraniano Pavel Klimkin, que ha defendido la postura de su país y se ha mostrado tajante en su decisión de prohibir la entrada a Julia Samoylova: “La respuesta es simple. Las concesiones son imposibles dado que la ley se aplica a todos”.

Con esas palabras, Ucrania se reafirma en su decisión después de vetar la entrada de Samoylova por el concierto pro Rusia que celebró en el año 2015 en la península de Crímea. Un acto por el que el país anfritrión de este Eurovisión 2017 ha considerado a la cantante como persona ‘non grata’.

Julia, no… Rusia, quizás

Las palabras de Klimkin llegan después de que la UER exigiese a Ucrania una respuesta concisa y rápida sobre la aprticipación de Rusia en el Festival, que incluso había lelgado a proponerse mediante retransmisión satélite por parte del propio Jon Ola Sand, productor ejecutivo del Festival.

Rechazada esta propuesta por parte de ambos países, Ucrania ha reiterado que Rusia sigue siendo bienvenida en el Festival siempre y cuando envíen otro candidato que “cumpla con la legalidad” vigente del país.

Compartir