paulson-premio

Sarah Paulson, la próxima actriz de culto

Con su Globo de Oro a Mejor actriz en miniserie o telefilm, Sarah Paulson logra un reconocimiento mayor que hasta ahora se le había resistido. La actriz tiene un aura creada en torno a su ambigua sexualidad, sus papeles, sus manías personales e incluso su físico que le hacen perfecta para convertirse en una artista de culto.

El gran drama del año en televisión es People v. O.J. Simpson: American Crime Story. Esta historia sobre el mítico caso del jugador de fútbol americano, y el escabroso juicio que siguió al asesinato de su mujer Nicole Brown y su amigo Ronald Goldman, ha coronado por fin a Sarah Paulson. El mismo papel ya le valió un Critics' Choice Award. Una nueva colaboración con Ryan Murphy, tras American Horror Story, que también se ha llevado un Globo de Oro a mejor miniserie.

Hasta su papel de Lana Winters en American Horror Story su fama era relativa pese a éxitos interpretativos como Studio 60 on the Sunset Street, en donde coincidió con su amiga Amanda Peet. Con ella asistió a la gala de los Globos de Oro 2017, en donde destacaron con un beso en los labios. Anteriormente había tenido papeles fijos en la American Gothic de Sam Raimi, como hermana asesinada y guía del protagonista y en la dramedia Jack & Jill.

En el cine ha tenido papeles secundarios en películas como ¿En qué piensan las mujeres?, Serenity y 12 años de Esclavitud. El teatro, responsable de que se convirtiera en actriz, no ha dejado de tener cierto protagonismo a lo largo de su carrera.

Sarah Paulson besa a su amiga Amanda Peet en la alfombra roja de los Globos de Oro 2017. | AP

Sarah Paulson, un perfil curioso

Una de las cuestiones en las que la actriz ha sido ambiguamente clara ha sido su sexualidad: siempre ha dejado claro que no quiere ponerse etiquetas. Aunque ha tratado con hombres y mujeres, actualmente está saliendo con Holland Taylor, la actriz que encarnó a la terrible madre de los hermanos Harper en Dos Hombres y Medio. Respecto a la diferencia de edad, de unos treinta años, la actriz dijo irónica que sorprenderá a muchos pero “como dicen, ‘si ella muere, pues muere’”.

Pese a no tener ningún miedo público respecto a cómo presentarse a sí misma, sí que tiene un temor que seguramente comparta con muchos de sus seguidores: el horror a volar. Esta fobia ha dado lugar a momentos que se sitúan entre lo macabro y lo divertido, como cuando un piloto comenzó a susurrar su nombre a los controladores aéreos.

Sarah Paulson es así una figura que llama la atención. No rechaza papeles tan complicados como el de las siamesas de American Horror Story: Freak Show, iconos de la historia americana como la fiscal Marcia Clark o personajes poliédricos como Lana Winters. Solo le faltaba lo que obtuvo este día 8, un Globo de Oro que la fija como una de las actrices más a seguir este año.

Compartir