Fernando arrabal cumpleaños

Fernando Arrabal, 85 años de surrealismo

Cuando muera, los telediarios y las portadas no pararán de insistir en la importancia que tuvo Fernando Arrabal. Mientras tanto, la imagen que se sigue dando de él al común de la audiencia bebe de locuras cometidas en platós de televisión. Sin embargo, el genio del surrealismo, que fue miembro del grupo de Breton y amigo de Warhol, es hoy noticia por cumplir 85 años. A continuación, un breve repaso a lo mejor de su inabarcable obra.

Viva la muerte (1971)

Este film sobre la Guerra Civil trata sobre Fando, un niño cuyo padre es supuestamente ejecutado tras ser traicionado y entregado por la madre del chaval. Después de esto, imagina la muerte de su padre mientras la violencia y el absurdo se dan la mano. Muestra de lo que sería el Grupo Pánico, humor, terror, simultaneidad y barbaridades de todo tipo rodadas en Túnez y producidas en Francia. No apta para mojigatos.

La Torre Herida Por El Rayo (1983)

Gracias a esta ficción que entremezcla la pasión por el ajedrez del autor con su capacidad para la prosa, el de Melilla se llevó el Premio Nadal de 1982. Un texto brillante en el que dos rivales por la máxima contienda ajedrecística internacional juegan una partida que se entremezcla con las realidades cotidianas de ambos.

El Arquitecto Y El Emperador De Asiria (1965)

Pese a que ha sido premiado en muchos campos, es el teatro en la disciplina que más destaca Fernando Arrabal. De sus muchas obras, muy representadas a día de hoy, se puede destacar El Arquitecto Y El Emperador De Asiria. Con una enorme vigencia en la actualidad a pesar de haber sido realizada en 1965, el de Melilla enfrenta a dos personajes distintos y complementarios que le sirven para reflexionar sobre lo que es ser humano.

La Dudosa Luz Del Día (1994)

No todo es ficción en el universo Arrabal. Prueba de ello es su obra ensayística, que le llevó en 1994 a ganar el Premio Espasa gracias a un diario que comenzó a redactar dos años antes. El hito que le motivo a hacerlo fue cumplir seis décadas en este mundo, lo que hizo que empezara “a vislumbrar el paso de los dioses a los titanes”.

Faust-bal (2009)

El libreto de Fernando Arrabal para la ópera de Leonardo Balada escrita en 1933 fue llevado a escena en 2009. El último trabajo es esta disciplina del autor dejó la puesta en escena en manos de Comediants y se estrenó en el Teatro Real. La obra reinterpreta el clásico Fausto, por ejemplo transformando a este en mujer.

Credo quia confusum (2016)

La poesía de Fernando Arrabal ha provocado algún que otro escándalo televisivo. Usada por el autor como apoyo en otras formas artísticas, como el teatro, también la ha ejecutado de forma autónoma. Credo quia confusum recopila su producción al respecto.

Compartir