Yulia Lipnitskaya

Esta estrella del patinaje artístico se retira por anorexia

Dijo que le parecía estar 'engordando del aire'.

Yulia Lipnitskaya fue la patinadora más joven en conseguir un oro olímpico, lo hizo a los quince años en los juegos de Sochi. Sin embargo, un trastorno alimenticio le ha llevado a colgar los patines y retirarse de este mundo que es su pasión. La joven patinadora informó a la Federación de Patinaje Rusa que ponía punto y final a su carrera en abril, después de volver de Europa, donde se sometió a un tratamiento de tres meses por anorexia.

Yulia no fue al colegio, recibió formación en casa con su madre. Una de sus grandes aficiones era el dibujo, pero la pasión por el patinaje pudo con todo y a los cuatro años comenzó a practicar este deporte. Era muy buena y en 2009 se marchó a la capital rusa para mejorar su formación y convertirse en la campeona olímpica que llegó a ser.

Cuando llegó a la pubertad, comenzó a engordar paulatinamente hasta que su nuevo entrenador logró terminar con esos problemas de sobrepeso, y su condición física empezó a estilizarse de nuevo. Sin embargo, con la lesión de cadera comenzó a engordar de nuevo hasta obsesionarse con su cuerpo, algo que derivó en un diagnóstico de anorexia.

Fue apodada ‘pequeño genio’ y ‘futuro del patinaje’, y se le otorgó el más alto reconocimiento que Rusia otorga a sus deportistas, ‘maestra del deporte’. Sin embargo, todo se empezó a torcer cuando se lesionó la cadera dos veces consecutivas y se perdió el campeonato ruso. Su primera entrenadora declaró: : “No puede comer prácticamente nada. Pero ella lo lleva bien, gracias a Dios. Tiene un carácter muy fuerte”. Aunque finalmente, la presión de la competición pudo con ella, y ha hecho que se retire de la pista de hielo.

Compartir